descripcion

viernes, junio 29, 2007

LA REALIDAD SUPERA MI IMAGINACIÓN

Ayer una noticia me agrió el café en la sobremesa. Un policía de la ciudad argentina de Santa Fe obligaba a su propio hijo a dispararle a bocajarro un tiro en el pecho.
El finado Miguel Echagüe tenía 34 años y era miembro de la fuerza de élite de la Policía de Santa Fe. Fuentes policiales han declarado que hasta la fecha no había sufrido trastornos psicológicos ni tenía anotados en su expediente antecedentes psiquiátricos.
Al parecer estaban en una reunión familiar y Miguel llamó a su hijo varias veces para que fuese a su habitación, una vez allí, le dio el arma reglamentaria y le ordenó que le disparara. El crío de 9 años temiendo que su padre se enfadara, como después relato a unos agentes, apretó el gatillo.
Realmente es una escena aterradora. La mera idea de que un hijo mate a su padre es penosa pero después de leer esta noticia este caso se me antojó realmente triste.
Estuve un tiempo pensando en la situación e intenté meterme en la piel de cada uno. Qué pensaban en aquel momento. Qué sentían.

- “...Tengo que acabar con esto. Ya no aguanto más. A ver, está bien, está cargada. Bien, bien, todo listo. Ufff, a tomar por culo. El último whisky. Joder, estoy temblando. Me cago en la puta. Tranquilo. Es solo un disparo, ni te vas a enterar. Pum. A tomar por culo. Al otro barrio. Será un momento. Joder. Estoy empapado. Qué puta calor. Vamos, despacio. Venga ya está. Vamos, a la de tres. Tres, dos, uno. No, no puedo, no puedo hacerlo. Vamos coño. Aprieta el gatillo maricón. No voy a poder. No tengo huevos, no puedo. Joder, no puedo hacerlo. Lo has hecho muchas veces. Has visto morir a muchos. Sólo hay que apretar el gatillo. Es rápido. Pum. Ya está. Vamos. Uno. Dos. Y.... Joder, joder...”

- “...Quiero irme de aquí. Quiero irme con mamá. No me grites más, no quiero que me grites más. No papá, no puedo hacer eso. Te mataría. No papá. No. No. No quiero, quiero irme de aquí. No por favor, no quiero que se enfadé. Dios, que no se enfadé, por favor dios mío que no se enfade. No quiero que me pegue. No quiero que me pegue más. No. No. No es verdad, yo no soy un cobarde. Tengo que hacerlo sino se enfadará, sino me pegará. Me duele cuando me pega. Me duele mucho. Yo no soy un cobarde, no me lo digas más. No me grites, deja de chillarme. Quiero irme de aquí. Dios. Papá. Le he hecho daño. Ay Papá. Le sale sangre. No quiero que se enfade. Dios que no se enfade conmigo...”

Pero por mucho que lo intento, no puedo imaginar qué pudo llegar a pensar Miguel Echagüe para obligar a su propio hijo a matarle. No puedo, aunque le de un contexto a la historia. Aunque imagine un trasfondo de maltrato, de infidelidad, de machismo, etc..., ningún contexto me lleva a imaginar un motivo lo suficientemente bueno para justificar tal crueldad.

Creo que la realidad casi siempre supera a la ficción, o por lo menos a mi imaginación.

Fuente: Noticia en El Pais

miércoles, junio 27, 2007

APAGAD LA TELE, FOMENTEMOS LA COMUNICACIÓN

El otro día un amigo mío me dijo que había tirado su televisión. Con esto no quiero decir que la tirara por la ventana sino que la desechó, como a un trasto viejo trasnochado e inservible. Al principio me pareció una idea respetable, precisamente por el respeto que le tengo a mi amigo, pero luego, no solo me pareció respetable sino necesaria para mantener una discreta pero próspera salud mental. Porque a estas alturas no podemos ir mas allá de la discreción en el funcionamiento de nuestras neuronas pero al menos haremos que duren todo lo posible.
Porque vamos a ver. Realmente, qué nos aporta ese engendro de caja electrónica que por no ser, no es ni decorativa. Por lo pronto y antes de comprarla ya nos da dolores de cabeza: que si esta marca, que si esta otra, la que se inventó el “trinitrón”; que si la quiero plana, TFT o LCD; que si el vecino la tiene mas grande y polladas por el estilo. Vamos que aun no hemos pagado un duro y ya nos está costando viajes y gelocatiles.
Una vez la tenemos hay que buscarle sitio o mas bien buscar sitio a todo lo que había antes en el lugar de la tele, porque resulta que nos hemos comprado una tele que ocupa tres cuartos de la pared del comedor, que mas que una tele parece el Guernica.
Hasta ahora todo han sido inconvenientes y aún no la hemos encendido, conectado, puesto en marcha o como se diga. En fin, cuando pulsamos un botón dónde podemos leer la palabra power, poder, el botón de poder, de podeeeer,...nos llama, ese botón nos llama, lo queremos pulsar y quiere ser pulsado, púlsame – nos está susurrando dulcemente al oído, pero sabes, tú sabes que cuando lo pulses ya nunca volverás a ser el mismo. Habrás entrado en un nuevo estado de consciencia. Ya no recordarás quien eras antes de pulsarlo. Lo pulsas. Se enciende una luz roja, sí, la misma luz roja que tiene la pantalla del ordenador, la impresora, el video, el DVD y el despertador, las mismas que nos joden toda la noche y que tapamos con la caja de pañuelos que nos regaló la suegra para el ajuar, pero eso es otra guerra. Sigamos.
La luz roja se convierte en verde y ya tenemos invitados. Ya no estamos solos. Ya no habrá mas tertulias con tu pareja, ya no ayudaras a los niños a hacer los deberes, ya no leerás libros ni cuentos a los peques antes de dormir, ya no habrá cenas románticas en la terraza, a la luz de las velas, salvo que tengas un alargo. Ya no irás a cenar a un restaurante porque te habrás gastado la pasta en la puta tele, y hay que amortizarla cariño.
Ahora tenemos invitados, bueno mejor dicho inquilinos. Desayunan, comen, meriendan y cenan contigo. Lo primero que hacemos al llegar a casa es ver lo que hacen ellos, de qué hablan, qué piensan, cómo se comportan y ellos lo saben. Saben que estás enganchado, que te han enganchado, que te vas a creer todo lo que te digan. Que acabarás pensando como ellos, comprando lo que ellos y odiando a quien ellos. Nos inculcan el miedo. El miedo al terrorismo, a la inmigración, al cambio climático, a la depresión, a los accidentes de tráfico, a los incendios, a los desconocidos. Así compramos lo que nos dicen, votamos a quien nos dicen y actuamos cómo nos dicen.
Creo que la opción de mi amigo no es sólo respetable y necesaria sino sana. No necesitamos escuchar más mentiras y mezquindades. Podemos llenar nuestra cabeza de otras muchas cosas. Si queremos estar informados también hay muchas formas de hacerlo. Hay muchas fuentes de las que beber para seguir contaminándonos con estas aguas fecales.
La caja tonta ha dejado de ser tonta. Ahora los tontos somos nosotros.
Amigos, apagad la tele, fomentemos la comunicación

viernes, junio 22, 2007

SUEÑA CONMIGO


A veces soñamos despiertos pero otras muchas veces vivimos soñando.
A menudo prefiero vivir soñando, no despertar. Y cuando despierto me angustio. Quiero volver a soñar.
A veces la vida es un sueño pero otras muchas no, y prefiero escapar, prefiero soñar mi vida porque soñar es vivir.
Es paradójico: Si sólo sueño vivo y no vivo.
Si cuando muera puedo soñar no me importará tanto morir, es más, si cuando muera puedo soñar no habré muerto.
Si sueño no muero y mis sueños tampoco. Si sueño soy inmortal.
Sigue soñando querido amigo. Te podrán quitar la vida pero nunca te podrán quitar tus sueños.
Sigue estando vivo en ellos, yo te mantendré vivo en los míos.

Feliz noche de brujas
Feliz verbena de Sant Joan



miércoles, junio 20, 2007

SHREK TERCERO Y LA MONTY PYTHON

La nueva secuela del ogro Shrek, Shrek Tercero, ya ha llegado a las taquillas de todo el mundo y con un enorme éxito, nada más y nada menos que 122 millones de dólares de recaudación en el primer fin de semana.

Un gran éxito, sin duda, pero quizás tengan que rendirle tributo a la gran compañía británica de humoristas Monty Python. Parece ser que los responsables de la película se han apropiado de algunos de sus chistes sin permiso a pesar de que algunos de sus componentes forman parte del reparto de la película.


Eric Idle, que junto a John Cleese participa en el filme y es uno de los responsables de los gags más afamados de la compañia, es el que parece estar más indignado con todo el asunto.

Así lo hacía saber en unas recientes declaraciones a la cadena de radio Mix FM de Toronto que os transcribo a continuación:

ERIC IDLE: A mucha gente le encanta el gag del coco de los Monty Python. Es un chiste muy radiofónico que ha sido robado clarísimamente por Shrek 3. Y me alegra decirlo porque les vamos a meter una demanda.
MIX FM: Continúa.
ERIC IDLE: Está ahí, en los primeros 30 segundos. Y voy y digo: 'Un momento, John (Cleese, su compañero en los Monty Python) y yo estamos en esta película, ¿y nos robáis nuestro chiste?'. No sé cómo se lo tomarán los demás, (pero) espero que (Dreamworks) lo haya aclarado con ellos. Además también robaron de
Spamalot, por cierto...
MIX FM: ¿No crees que lo hicieron a modo de homenaje hacia tí?
ERIC IDLE: ¿Si yo te robo la cartera eso es un homenaje a tu dinero? Mira, no nos avisaron, así que la primera vez que lo vi fue en el estreno, y me quedé de piedra. Toda mi familia dijo: ¿QUÉ? ¡Cómo se atreven!. Así que me fui, en calma, y volví a entrar (en la sala). Pero estaba pasmado, y creo que si robas los chistes de la gente, no creo que eso sea un homenaje, creo que es un robo.

Supongo que nuestros queridos mancebos y adolescentes pensarán que a qué viene este tío con éstas, pero los que ya tenemos unos años sabemos que este tío es uno de los mejores humoristas de la historia.

Tendremos que esperar hasta el 22 de junio para comprobar "legalmente" el plagio, de momento me conformo con recordaros el famoso gag del coco (no lo he podido encontrar subtitulado) de Los caballeros de la mesa cuadrada (y sus locos seguidores)(Monty Python and the Holy Grail) (1975), objeto de la denuncia.




Y de regalo, en homenaje a mis admirados Monty Python con este corte de Monty Python en Hollywood (Monty Python Live at the Hollywood Bowl) (1982) en el cual Eric Idle y John Cleese están realmente geniales. Quizás "el código da Vinci" también debría haberlos plagiado.

(Subtitulado en castellano)


viernes, junio 15, 2007

DEMOCRACIA POR LA GRACIA DE DIOS

Esta semana de menú: transición. Y la tenemos para desayunar, comer y cenar. Cada 8 horas, como las pastillas y los telediarios.
Se cumplen 30 años de la democracia porque hace 5 años se cumplieron 25 y también se celebraron.
Porque se ha de rendir homenaje al señor Suárez, perdón, Marqués de Suárez, porque aquí seguimos teniendo títulos nobiliarios por la gracia de Dios, porque tiene alzheimer y es de todos bien sabido que es vianda inmejorable para alimentar nuestro apetito de miserias humanas así como los índices de audiencia.
Porque muchos de los que corrían delante de los grises se han vuelto neoliberales y vanidosos.
Porque se ha de brindar por el Rey, por los padres de la Constitución y por la madre que los parió.
Porque se le ha de recordar al pueblo quien lideró ese gran cambio en España. Esa lucha por las libertades.
Porque ¿el pueblo no tuvo nada que ver?.
Porque muerto el perro se acabó la rabia pero no los rabiosos.
Porque el perro murió de viejo.
Porque sólo esperaron 40 años a que se muriera. Los mismos años que algunos se pasaron fuera de España olvidados por su tierra.
Porque esperaron una revolución que no llegaba y olvidaron
Porque todos tenemos alzheimer
Porque no tenemos memoria.
Porque juzgamos a dictadores que no son los nuestros.
Porque la gente no sabe dónde ir a rezar por sus muertos.
Porque algunos siguen en las cunetas.
Porque la guerra civil vende mucho.
Porque no me lo han explicado.
Porque soy muy joven y no lo puedo entender.
Porque me lo he leído y no lo entiendo.



jueves, junio 14, 2007

SEAMOS HUMILDES, SOMOS TAN... PEQUEÑOS

Si tuviésemos consciencia de lo verdaderamente diminutos y prescindibles que llegamos a ser, quizás, solo quizás, llegaríamos a ser más humildes.

Relajaos, pensad y disfrutad:


Palabras sabias de Carl Sagan:



Fuente: Historias de la ciencia

martes, junio 12, 2007

1951

Y si...



¿Somos facilmente manipulables?
¿Hasta qué punto nuestro entorno influye en nuestras ideas?
¿Sabemos distinguir entre lo que vemos que sucede y lo que sucede realmente?

viernes, junio 08, 2007

EL RITMO DE ESPAÑA


Ahora nos salen con que hay que ponerle letra al himno de España. Dicen que a propuesta del COI y a su vez a petición de algunos deportistas. No se de qué deportistas ha salido la idea, ni tan siquiera si creerme que haya salido de ellos, pero dudo que haya aconsejado semejante bobería cualquiera de los medallistas, más bien habrá salido de algunos que prefieren no entonar el mea culpa y experimentar otros ritmos.
Porque vamos a ver, si has ganado, qué cojones te importara el himno.

El himno, en todo caso, importa antes de la contienda. Debería generar fuerza, patriotismo, bravura y demás cualidades machomén de la piel de toro y si no las ha generado en tantos años, no creo que ponerle letra cambie el asunto.
Es más, creo que deberían cambiarle la música por otra mas alegre, más pegadiza, rollo la barbacoa de Georgie Dann, así como más veraniega, ya saben: el solete, el vinito y la paella. Aunque si esta no les engancha podríamos apuntar la del Torito Bravo del Fari, Mi carro de Manolo Escobar o hasta Los Pajaritos de Mª Jesús y su acordeón para que los deportistas españoles, emulando el haka, la danza tradicional maorí de los all blacks neozelandeses, puedan hacer su corro y su baile antes de emprender batalla. Porque para nacional y tradicional Los Pajaritos no me jodan.

Este cambio de tono generaría un ambiente mucho más ameno, de cachondeito, para quitarle hierro al asunto, que estamos de patriotas hasta las protuberancias del bajo vientre. Este sonido tradicional apuntaría buen humor, incitaría a las masas a echar unas copitas y unas risas, a no desfallecer entre el jolgorio y la concordia, fraternidad amigos; en definitiva, una orgía de celebración, o sea un éxito. Un gran éxito. Y si no es así al menos lo habremos pasado de puta madre.


martes, junio 05, 2007

RETRATOS



Estas son dos de las mejores fotos del año 2006 según la revista Time. Si os dais un garbeo por esta renombrada revista comprobaréis que la mayoría de fotos premiadas son de conflictos armados.

¿Nos gusta observar nuestra propia miseria?.

No desde el punto de vista del reportero que hace su trabajo, un trabajo necesario, importante, cuya moralidad no vamos a discutir ahora para no meternos en jardines, sino desde nuestra propia mirada, la mirada de los que premian, qué piensan, qué pensamos, que sienten y sentimos.

Yo personalmente siento pena y dolor. Pienso en la suerte que tengo. Pienso que si alguien pensara no estaría ocurriendo esto.

Pienso que si alguien pensara no se premiarían retratos de la miseria, el dolor, la humillación, la violación o el asesinato.

Aunque también hay fotos de esperanza como la segunda, porque prefiero entenderla así. Porque prefiero ver el vaso medio lleno a medio vacío. Porque si está medio lleno tengo algo para beber. Para mi es un hombre que camina no es un hombre que huye. No es un desgraciado sino sobrevive a la desgracia y tampoco es un hombre miserable y arruinado sino que camina sobre la ruina y la miseria.

No sé, ¿cómo lo veis vosotros?.